Menu de navegação de página

T e x t o s & T e x t u r a s

Deus encarnado

 Palmeira-2

Deus encarnado, que te fazes corpo em nossos corpos,
Tocamos tua face na textura imponente das árvores frondosas;
Aspiramos teu Espírito no aroma da terra úmida de orvalho;
Saboreamos a doçura o teu amor mesmo em meio às amarguras e verduras;
Ouvimos tua voz no sussurro do vento refrescante;
E, de olhos fechados, contemplamos a beleza da tua santidade infinita, terna, eterna.

Luiz Carlos Ramos
Cidade do México
6/08/2015

Dios encarnado

Dios encarnado, que te haces cuerpo en nuestros cuerpos,
Tocamos tu rostro en la textura imponente de las plantas frondosas(1);
Aspiramos tu Espíritu en el aroma de la tierra húmeda de rocío;
Saboreamos la dulzura de tu amor igual en medio de las amarguras y verduras;
Oímos tu voz en el susurro del viento refrescante;
Y, con ojos cerrados, contemplamos la belleza de tu santidad infinita, tierna, eterna.

Luiz Carlos Ramos
Ciudad de México
6/08/2015
Versión al español de
Dan González

(1) Lit. “árboles frondosos” pero preferí una forma femenina para mantener la intención

Um comentário

  1. Propongo esta versión:
    Dios encarnado, que te haces cuerpo en nuestros cuerpos,
    tocamos tu faz en la imponente textura de los árboles frondosos;
    respiramos tu Espíritu en el aroma de la tierra bañada por el rocío;
    saboreamos la dulzura de tu amor lo mismo en las verduras que en las amarguras;
    oímos tu voz en el susurro del viento refrescante;
    y, con los ojos cerrados, contemplamos la belleza de tu santidad infinita, tierna y eterna.

Deixe um comentário

%d blogueiros gostam disto: